Narcissus triandrus


La delicadeza del narciso sirve para exponer la fragilidad que vivimos en estos días en los que la naturaleza nos recuerda que  formamos parte de su ciclo, que hay que buscar caminos compatibles y no asentarse en hipótesis de falsa seguridad en un mundo en el que lo único que parece importar son los beneficios.

Japón vive unas duras jornadas. Todos nosotros en este momento formamos parte del país del Sol Naciente. Todos nos conmovemos y solidarizamos con el pueblo nipón. Todos sentimos su dolor. Todos admiramos su templanza. Todos debemos estar preocupados. Todos debemos sacar conclusiones.

Porque hemos llegado  a un punto, en esta sociedad tecnócrata, en el que las personas parecen haberse olvidado de que la naturaleza tiene sus reglas y de que la seguridad no existe, solo los cálculos de probabilidades. Parece que en la mayoría de los casos se ha producido un despego descomunal entre realidad y falso control. Recuerdo el enojo de la gente con el volcán de Islandia, la ira por ver casas anegadas construidas sobre lechos de río o humedales, o el desconcierto de aquellos a los que les sorprende un temporal cuando se van de crucero. Asemeja que únicamente cuando la naturaleza se enfada y da un doloroso y cruel toque de atención, perciben su presencia.

Reflexionemos sobre nuestra insignificancia. Reflexionemos sobre qué hemos estado haciendo en un siglo sobre un planeta de millones de años.

Y no lo olvidemos.

Compartir en Google Plus

Sobre Silvia Pato

Autora de las novelas «Las nueve piedras» y «El Libro del Único Camino». Redactora de contenidos en diversos medios digitales.

9 comentarios :

Naturedigital dijo...

Beautiful narcissus in the wild.'
Costas

obiwan1977 dijo...

Silvia, como siempre certeras e interesantes palabras con las que coincido plenamente. Yo estoy desolado con todo lo que está pasando en Japón debido a mi especial afinidad con ese gran país, por eso he publicado hoy una guía con diferentes formas de ayudar a Japón a través de internet. Espero que lo encuentres interesante.

Un abrazo.

Silvia dijo...

Thanks, Costas. Beatiful words.

*****

Gracias, Obiwan. Mentiría si dijera que no me acordé de tí. Desde luego, ahora mismo me paso por tu blog.
Saludos

@reku (Alexandre Ríos) dijo...

Una reflexión muy buena, que mucha gente de poder debería hacerse.
Un saludo.

http://areku-desingblog.blogspot.com/
http://www.brushartdesigns.es/

Carola dijo...

Silvia,
me ha encantado lo que has escrito y el narciso en flor. Efímera como su floración se a veces nuestra memoria.. una lástima.

Silvia dijo...

Gracias, Alexandre.
Saludos

******

Gracias, Carola. Muchas gracias por las palabras y por la visita.

Saludos

Claudia dijo...

A beautiful flower! I like it...

Greetings.

albalopezsanchez dijo...

Sabia reflexión. Me encanta como nos guías hacia ella a través de tus palabras. Bikos. Alba.

will-Art dijo...

Muy buena foto!