A propósito del lago de As Pontes

As Pontes de García Rodríguez
Hoy es noticia en todos los medios de comunicación la inauguración oficial del lago artificial de As Pontes, en A Coruña. Y en este día en el que los unos y los otros se felicitan por la maravillosa gestión medioambiental y el estupendo plan de rehabilitación de un entorno adosado a las Fragas do Eume, no puedo por menos que reflexionar. 

Desde el principio de esta historia, hay quienes tenemos la sensación de que se maquilla la agresión al medio sin aprender lección alguna sobre aquello que la ha provocado y sin evaluar las consecuencias de las soluciones que se llevan a cabo para subsanarla. Por ello, aunque sea bienvenido un intento de restauración, por más que consideremos erróneo, no podemos dejar de preguntarnos qué es lo que ha ocurrido para llegar a esto y cuál es el precio que hemos tenido que pagar. Más aún, ¿cuánto daño va a provocar esta medida?

La minería a cielo abierto remueve montañas, destruye los bosques y causa tal daño en el medioambiente que es considerada una de las actividades más agresivas y dañinas que se pueden cometer contra él. En el caso de As Pontes, donde ahora vemos un lago, hubo una vez una verde montaña de grandes zonas agrícolas, con toda la biodiversiddad que ello implica. Sin embargo, cuando se inició la explotación, fue cuestión de tiempo que todo desapareciera, hasta que un día, agotados los recursos naturales, en ese instante en que ni siquiera la tierra era tierra, las máquinas se retiraron y dejaron esa enorme herida abierta que hoy celebran ocultar. Al fin y al cabo, la legislación obliga a que la empresa que haya realizado la explotación restaure el lugar una vez finalizada la misma. Este es el video del proyecto:


Endesa explotó la mina a cielo abierto de As Pontes desde 1976 hasta 2007. Cabe recordar que esa zona es contigua al actual Parque Natural de As Fragas do Eume, que no fue declarado tal hasta 1997, por lo que podríamos decir que las fragas eran un pulmón verde más extenso de lo que es ahora. 

En toda esta historia, el río Eume sigue erigiéndose como víctima. Para que el lago rebose se ha desviado el caudal de un río que es parte vital de un espacio natural protegido, así como de algunos de sus afluentes. De hecho, las tuberías que dirigían los mencionados caudales se distinguían sin esfuerzo alguno desde la carretera que lo circunda.

La Asociación AEMS Ríos con Vida denuncia desde hace tiempo ya los abusos cometidos en la zona, con detallados informes sobre la inseparable historia entre la industria y el río.

Y ahora, como una extraordinaria maravilla, resulta que pretenden hacernos creer que tener una playa artificial con deportes náuticos y actividades que ayudarán al turismo es restaurar el entorno al estado anterior en el que se encontraba la fértil tierra gallega, y han dejado un lago considerado de tal importancia que hasta tiene su propia página web.
Viendo el lugar, el proyecto no es tan maravilloso como lo pintan. De hecho, resulta imposible acercarse a la zona, completamente vallada, o adentrarse por los caminos, cortados por ser propiedad privada.

Porque las imágenes de la fauna que emiten en la televisión, pertenecen a esas zonas ajardinadas y cercadas alrededor de la central, donde hay algunos ejemplares de corzos, patos, gansos y demás, que utilizan las empresas de esta índole como política social. No vaya nadie a hacerse la idea equivocada de que la fauna campa libremente y a sus anchas por el entorno y los mamíferos de costumbres más o menos nocturnas salen a tomar el sol en pleno mediodía para que los periodistas puedan fotografiarlos.

En otro orden de cosas, y leyendo que ya hay en el lago truchas, me pregunto: 

¿Qué hay de las filtraciones? 

¿Qué hay de las sustancias tóxicas que, obviamente, no se volatilizan?

¿Cuánto hay que todavía no sabemos?
Compartir en Google Plus

Sobre Silvia Pato

Autora de las novelas «Las nueve piedras» y «El Libro del Único Camino». Redactora de contenidos en diversos medios digitales.

3 comentarios :

@reku (Alexandre Ríos) dijo...

Cuando hacen algo de esta índole, algo intentan tapar. Como dices, no es tan bonito como lo pintan.

Un saludo.

Areku Desings
Brush Art Designs

Roberto Pena Rego dijo...

Hola, alguna vez he comentado en tu blog. Resulta que el otro día un amigo y yo abrimos un blog y he puesto el tuyo en nuestra lista de blogs:

http://visionesdeferrolterra.blogspot.com.es/

Un saludo.

manipulador de alimentos dijo...

Hay algo inquietante en este lago y no logro identificarlo. Un saludo!